Saltar al contenido
Viscalacant

Torrellano también quiere ser Patrimonio de la Humanidad

16/05/2017
Torrellano también quiere ser Patrimonio de la Humanidad

La puesta en marcha de la candidatura de Alicante para que su patrimonio defensivo sea declarado Patrimonio de la Humanidad, unido a que Elche ya cuenta con esta distinción hace años, ha animado a Torrellano a no querer ser menos.

Así, la pedanía ilicitana ha empezado a recopilar en una lista cuáles son sus atractivos para poder llamar la atención de la Unesco.




Su parque industrial, todo un referente para la provincia y de los más importantes de España, es uno de sus puntos fuertes.

Otro, indiscutible, es su estratégica ubicación entre Alicante (a solo 10 kilómetros) y Elche (a 7). Su cercanía con el aeropuerto, a solo 3 km, y su parada de ferrocarril son otras de sus grandes bazas.

“Ni Alicante ni Elche pueden presumir de tanta conexión“, afirma su pedáneo, que asegura que la canción de Héroes del Silencio “Entre dos tierras” se inspiró en Torrellano.

Su espectacular crecimiento demográfico le augura un futuro muy esperanzador, convirtiéndose así en un punto de encuentro y convivencia entre dos civilizaciones ancestralmente enfrentadas como son la alicantina y la ilicitana.

“Quizá este aspecto sería uno de los que más tendríamos que explotar“, afirma su pedáneo.




El deporte, con eventos como la Torrellano Cup, es otro gran puntal. El judo y el balonmano son los más representativos. No en vano, esta tierra vio nacer a la medallista olímpica y reconocida judoca internacional Isabel Fernández.

No es la única deportista de elite natural de Torrellano. El boxeador Kiko Martínez, cuatro veces campeón de Europa y una del mundo, es de allí y vive allí.

Por si fuera poco, el taxista Juanjo Mateo, el ganador de Gran Hermano 6, reside en Torrellano desde hace muchos años y una bailarina de “Fama, a bailar” estudió en el instituto Torrellano.

Su abundante e interesante oferta gastronómica y la Institución Ferial Alicantina (IFA) justo al lado suman más enteros a la posible candidatura de esta fértil tierra del Bajo Vinalopó cuyo casco urbano está atravesado por la carretera Alicante-Elche, por la que no puedes ir a más de 50 km/hora porque está la velocidad controlada por radar.

Si finalmente se consigue la declaración de Patrimonio de la Humanidad, los habitantes de Torrellano no descartan solicitar el reconocimiento de la localidad como municipio, paso previo a la petición de ser oficializado primero como región, después como una nación y de ahí, a pedir la independencia de España.