Saltar al contenido
Viscalacant

El 70% de los alicantinos que se saludan están siempre “tirando” de algo

15/02/2020
saludos alicantinos

El 70% de los alicantinos está siempre “tirando”, sin que se sepa exactamente de qué o con qué finalidad. Así lo revela un estudio sociológico llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Alicante que durante 8 meses analizaron en distintos espacios públicos los saludos entre los ciudadanos.

De entre los que, a la pregunta de “¿qué tal estás?”, no responden que están “tirando”, un 10% asegura que “puer ahí vamos”, sin que se haya podido determinar el destino al que se refieren con ese adverbio de lugar, ni tampoco las personas que le acompañan al mismo.

Otro 10% combina las dos fórmulas anteriores y contesta “puer ahí vamos, tirando”.

Un 6% de los sujetos analizados dijo que estaba “luchando” o “peleando, como siempre”, aunque ninguno de ellos mostraba evidencias físicas de estar participando o haber intervenido recientemente en reyerta o contienda alguna.

El 4% restante refiere estar “hasta los huevos” o “hasta el mismísimo coño”, en función del sexo del saludado.

Conclusiones del estudio de los saludos alicantinos

Los autores del estudio de la UA han concluido que las personas que se saludan en entornos próximos a mercados, tiendas o zonas comerciales y afirman “ir tirando”, lo hacen del carro. Se seguirá indagando de qué tiran los demás.

Menos claro queda el lugar al que se dirigen quienes aseguran que “puer ahí vamos”, ya que un seguimiento a decenas de estos individuos desveló que cada uno de ellos acababa en un sitio distinto, sin detectarse un patrón común más allá de que un buen número hacía parada en un bar, independientemente de la hora del día.

Respecto a la minoría que dice estar hasta donde sus genitales, la investigación apunta un detalle significativo y es que nunca lo dicen personas que van acompañadas por sus parejas.

El informe también desvela que los saludos alicantinos finalizan, en un 60% de los casos, con la frase moratoria “puer a ver si nos vemor/quedamor un día”, y en un 40% con la expeditiva despedida de “venga, ya hablamos”.