Saltar al contenido
Viscalacant

El cartel taurino que se descartó antes de elegirse el de Miguel Hernández

12/05/2017
El cartel taurino que se desechó antes de elegirse el de Miguel Hernández




El cartel de la feria taurina de San Juan de este año, protagonizada por el poeta oriolano Miguel Hernández, ha levantado cierta polémica, sobre todo entre los animalistas y algunos intelectuales que critican la equiparación de la literatura y la tauromaquia.

Lo que pocos sabían, hasta ahora, es que antes de elegirse ese cartel se había seleccionado otro muy distinto y que posiblemente habría provocado un revuelo todavía mayor en la sociedad.

Viscalacant ha tenido acceso exclusivo a este póster finalmente desechado y que estaba condenado a dormir el sueño de los justos en algún cajón municipal:

El cartel taurino que se desechó antes de elegirse el de Miguel Hernández
El cartel taurino que se desechó antes de elegirse el de Miguel Hernández

En él aparecen el Rey Emérito Don Juan Carlos y la Reina consorte (que no con suerte) Doña Sofía, con una disposición casi idéntica a las de Miguel Hernández y el toro que ilustran el cartel oficial.

Aunque la intención de la autora del cartel, Lidia Verónica Rivera Padilla, era “rendir homenaje a la fiesta nacional al mismo tiempo que hacer un paralelismo entre la bravura y la resistencia al sufrimiento y el dolor en público de los morlacos y de Doña Sofía”, fuentes municipales valoraron que podía inducir a la mofa, al quedar la cabeza de la Reina insertada en la del toro, con los cuernos en plena testa.

Para evitar malentendidos, la concejalía encargada de la Plaza de Toros, con Gloria “Tercio de Varas” al frente, tomó la decisión de descartar el cartel ganador.

La artista no pudo disimular su enfado ante este veto por parte del Ayuntamiento y denunció que detrás de todo había “un ataque de cuernos” del otro finalista del concurso, Francisco María Esplá Manzanita.




Este artista sobrero fue el primero en poner el grito en el cielo por la elección del cartel monárquico como ganador al entender que podía considerarse ofensivo y machista.

“Como buen oportunista, aprovechó el año del 75 aniversario de la muerte de Miguel Hernández para ganarse el favor del jurado”, explica Rivera Padilla, orgullosa de que aun así el suyo fuera, pese a lo ocurrido después, el cartel triunfador del certamen.

De momento no ha trascendido el coste que ha tenido para el Ayuntamiento esta segunda opción con el rostro y los versos de Miguel Hernández, ya que la familia heredera del poeta del pueblo suele cobrar hasta por pronunciar su nombre.