Saltar al contenido
Viscalacant

Conducir un coche sin aire acondicionado en Alicante y otras torturas

15/03/2019
aire acondicionado coche

¿Sabías que conducir sin tener aire acondicionado en el coche puede ser peligroso? Si no lo sabías, se nota que no has viajado en uno así en pleno verano por Alicante.

Es la sensación más próxima a la combustión espontánea que puedes experimentar, por encima incluso de la de bañarse en el Postiguet en agosto. El Pistiguet, que lo llaman algunos.

Lejos de ser un capricho o un extra, como antaño era catalogado, contar con un sistema de climatización en tu vehículo es algo obligado. No por ley, de momento, pero sí por sentido común… y por seguridad vial.

La Dirección General de Tráfico ha realizado estudios que aseguran que una temperatura de 35ºC en el habitáculo del coche hace que el conductor reaccione más lento que otro en el que sea de 25ºC. El mismo efecto que cuando llueve en Alicante.

El interior de un turismo puede alcanzar en verano hasta los 60ºC. Entrar directamente ahí es como si te eructara encima un dragón de “Juego de Tronos”.

A todos los efectos, apuntan desde la DGT, ir al volante con 35ºC equivale a circular con una tasa de alcohol próxima a los 0,5 gramos por litro en sangre. Imagínate ya si haces botellón dentro de un coche sin aire en agosto… ¿Pero nadie hace eso, verdad?

A veces te puedes encontrar en la tesitura de que se averíe el aire acondicionado de tu coche cuando más aprieta el Lorenzo. ¡Maldito Murphy! Son diversas las piezas que pueden estropearse: desde el condensador al filtro deshidratador, pasando por el compresor, la válvula de expansión o el presostato, entre otras.

Si te ocurre una faena así, lo mejor es buscar rápidamente el recambio y arreglar el aire acondicionado cuanto antes. Muchos conductores que han necesitado cambiar piezas del climatizador las han encontrado en repuestosauto.es.

Una vez que lo tengas arreglado, deberías tener en cuenta una serie de consejos sobre su uso:

  • Antes de entrar al coche cuando ha estado expuesto al sol durante un periodo prolongado, lo mejor es ventilarlo bajando todas las ventanillas, en lugar de encender a tope el frío. Los contrastes drásticos de temperatura llenan las consultas médicas.
  • Es habitual enfocar el difusor del aire hacia tu cara o tu cuerpo para mitigar el sofoco, cuando lo recomendable es dirigirlo hacia el techo del coche para que se reparta por todo el habitáculo y le llegue a todos los pasajeros.
  • Activar nada más entrar el botón de recirculación del aire hará que se puedan empañar los cristales tan rápido como cuando practicas sexo en el asiento de atrás.
  • Cambia a su debido tiempo los filtros del aire para evitar respirar humo, polvo, polen y otras sustancias nada saludables.
  • Si usas parasoles en la luna delantera y cortinillas en las ventanillas, reducirás notablemente la temperatura del interior del coche. Son una buena y barata inversión.
  • Es recomendable usar el aire en invierno de forma periódica para evitar que se obstruyan los filtros.
  • Para acabar, un truco que funciona y nos ahorrará usos intensivos del aire: baja una de las ventanillas del lateral derecho, y a continuación abres y cierras rápidamente la puerta del conductor dos o tres veces. Con esta operación tan sencilla lograrás reducir hasta 10 grados la temperatura del interior.