Saltar al contenido
Viscalacant

Los bancos cobrarán un alquiler “simbólico” a los indigentes por dormir en los cajeros

03/04/2017
Los bancos cobrarán un alquiler "simbólico" a los indigentes por dormir en los cajeros

Indignación generalizada ha provocado en el gremio de los pobres y la gente de buen corazón el anuncio de los bancos y cajas de ahorros de que a partir de ahora cobrarán un alquiler “simbólico” a aquellos indigentes que quieran dormir en sus cajeros.

Las entidades financieras justifican la “Cuota Indi”, como ya ha sido bautizada, alegando los “elevados gastos” que para ellas supone “la limpieza y desinfección diaria” de las instalaciones.

Además, aseguran, “muchos clientes nocturnos no hacen uso de nuestros cajeros porque les da cosa despertar a los que duermen en el interior”.

“Es un situación complicada e injusta para nosotros y nuestros clientes” y por ello, argumentan, han tomado la decisión de cobrar un 15% de la recaudación diaria de limosnas a los moradores de sus cajeros.




Si en lugar de efectivo la gente les dona alimentos, un tasador cuantificará el valor total de estos víveres y será apuntado en el debe de la cuenta personal que se le abrirá a cada “sin techo”.

“Pondremos durante el día a un trabajador junto a ellos para que vaya controlando sus ingresos. Al término de cada jornada deberán abonar el 15% de lo recibido si quieren dormir en nuestros cajeros”, explica Máximo Usura Rato, portavoz de la Confederación Española de Bancos y Cajas de Ahorros Rescatados del Estado (CEBCARE).

El portavoz indicó asimismo que aquellos que lo demanden “podrán disponer desde primera hora de unas cuantas monedillas para poner en su gorra, manta o capazo y así incentivar a los transeúntes a darles más”.

Ese préstamo tendrá un interés del 25% que aumentará en 10 puntos porcentuales si el “controlador” se encarga de rotular los carteles con faltas de ortografía “para dar más pena y eso”.

Preguntado en rueda de prensa sobre cuántas personas viven en la indigencia a consecuencia de la crisis económica provocada por los mismos bancos que, tras ser rescatados con el dinero de todos, ahora les quieren cobrar parte de lo poco que reciben, Usura Rato dijo desconocer tal cifra.

Pero, en cualquier caso, “si faltan cajeros, miraremos de poner más, por eso no hay ningún problema”, sentenció.

Indigentes durmiendo en un cajero