Saltar al contenido
Viscalacant

El Hércules pide a la Federación que prohíba en Segunda B las “punterás”

26/03/2017
El Hércules pide a la Federación que prohíba en Segunda B las "punterás"

El equipo directivo del Hércules CF ha enviado por escrito a la Real Federación Española de Fútbol una propuesta en la que pide que se prohíba que en Segunda B se den “punterás” al balón.

El club alicantino desea así evitar lesiones de sus jugadores y que no cuenten los goles que provengan de disparos muy potentes. “Eso ya para cuando subamos a Segunda”, apuntan.

Según el director deportivo del Hércules, Dani Borroso, en la categoría de bronce del fútbol español “hay jugadores muy bestias que nada más que saben dar patadones al balón, poniendo así en riesgo la integridad física del resto de los futbolistas, en especial los porteros, y puede que también al público”.

Además, muchos campos son pequeños, las pelotas se salen fuera y ya no aparecen, “lo que conlleva un gasto extra para los clubes que militamos en esta categoría”, subrayó Borroso.

Por si fuera poco, “cuando lo hacemos nosotros luego la gente busca en Google “pelotazo Hércules” y lo que sale no tiene mucho que ver con nuestros goles”, agregó el director deportivo.




Por todos estos motivos, añade, “consideramos que debería prohibirse chutar de punterá y que los goles marcados hasta el momento en lo que va de Liga se anulen”.

Según los cálculos realizados por Viscalacant tirando de hemeroteca, de aprobarse esta moción, el Hércules tendría cinco puntos más, lo que le acercaría a los puestos de la ansiada promoción tras haber hecho aguas hoy contra el Ebro.

Fuentes próximas al club han apuntado también la posibilidad de que el Hércules exija del mismo modo la prohibición de los goles de cabeza, tras conocerse un estudio que revela que muchos jugadores se quedan medio tontos al acabar su carrera deportiva a consecuencia de tanto testarazo.

“El fútbol viene de foot (pie) y ball (bola). A ver quién se inventó eso de poder darle con la cabeza”, habría declarado el presidente del club alicantino, Carlos Parodia, a quien también le atribuyen la idea de instaurar una tarjeta naranja, que iría tras la amarilla y antes de la roja, “para que las expulsiones no pillen de sorpresa a los jugadores”.