Saltar al contenido
Viscalacant

Unos okupas toman el castillo de los Moros y Cristianos de San Blas

16/07/2018
Okupas en los Moros y Cristianos de San Blas

Sorprendidos e indignados a partes iguales. Así se sienten los vecinos del alicantino barrio de San Blas después de que ayer un grupo de okupas “tomara” el castillo de los Moros y Cristianos.

Sucedió en la noche del pasado domingo, cuando un grupo de ocho jóvenes descritos por los testigos como “perroflautas” forzó la puerta de la falsa fortaleza que se instala cada año en la confluencia de la avenida Condes de Soto Ameno con la calle San Juan Bautista.



A pesar de los gritos de los vecinos para que desistieran, los okupas hicieron caso omiso y lograron acceder al interior del castillo de cartón piedra. Una vez dentro, explicaron a los samblasinos que en la calle hace estos días muchísimo calor y necesitaban un techo.

No tardó en llegar la Policía Local, pero los agentes no pudieron hacer nada al estar cerrada la puerta por dentro. Además, como bien es sabido, los lanzamientos son procesos judiciales que, para desgracia de los propietarios de los inmuebles okupados, se prologan mucho en el tiempo.

 

El programa de las fiestas de Moros y Cristianos de San Blas, declaradas de interés turístico y que este año cumplen su 75 aniversario, arranca oficialmente dentro de tres días.

Los festeros confían en la capitulación de los okupas para que el mismo jueves su castillo esté libre para poder desarrollar los actos con absoluta normalidad. De no ser así, anuncian una anticipada “Reconquista” real con trabucos en mano.



Mientras tanto, a escasas horas ya de que el olor a pólvora envuelva el barrio, es otro el humo y el aroma que se puede ver salir del castillo, que ha sido “adornado” por los intrusos con imágenes de hojas de marihuana.

La preocupación ante el riesgo de que la instalación se prenda fuego es patente entre los festeros, que incluso han llegado a barajar hacer una colecta y ofrecer el dinero recaudado a los okupas a cambio de que se vayan del castillo.

En las próximas horas conoceremos el desenlace de esta particular y novedosa batalla de Moros y Cristianos, más unidos que nunca, contra Okupas.