Saltar al contenido
Viscalacant

Ortiz usará bolsas de tela en lugar de maletines para los rivales porque “son muy caros”

22/03/2017
Ortiz usará bolsas de tela en lugar de maletines para los rivales del Hércules

Los recortes llegan a los sitios más inesperados. El dueño del Hércules Club de Fútbol, Enrique Ortiz, ha anunciado que a partir de ahora empleará bolsas de tela del Mercadona o del Carrefour para enviar “incentivos” económicos a los rivales del equipo, en lugar de los habituales maletines “porque son muy caros y nunca los devuelven”.

Así se lo ha transmitido el empresario al presidente del club, Carlos Parodia, al que pidió que diera cuatro telefonazos para que no faltasen bolsas de rafia en las instalaciones herculanas.

En dos de ellos el teléfono se rompió del golpe y, en el marco del mismo plan de austeridad, el propio Parodia tuvo que ir a pie al sitio donde compran los que no son tontos a adquirir otros nuevos.

Los maletines de piel usados hasta la fecha para estas operaciones no costaban nunca menos de 400 euros, un dinero que ahora se empleará para pagar la ficha de varios canteranos.




Al Hércules le quedan ocho finales para lograr la machada de recortar los seis puntos que le separan de la ansiada zona de promoción de ascenso a Segunda y toda ayuda será poca.

Cuentan las malas lenguas, que suelen ser las mejor informadas, que el constructor estuvo rebuscando en las rendijas de los sofás de sus viviendas y que en menos de media hora ya había recolectado suficiente dinero como para disuadir al menos a cuatro de los próximos rivales.

Estos “detallitos de nada sin ninguna intención”, como los suele llamar el propietario del club alicantino, llegarán a los vestuarios de los adversarios de manera totalmente discreta gracias a las bolsas de tela, ya que parecerá que los jugadores realizaron una compra online y les traen el pedido al trabajo.

Cabe destacar que antes de que comience cada temporada, los equipos a los que les toca jugar contra el Hércules en las últimas jornadas de la competición lo celebran como si fueran a disputar la final de la Copa del Rey contra el Barça. ¡Tela!