Saltar al contenido
Viscalacant

Sax pasará a llamarse Sex para ser lo más buscado en Google

04/08/2017
La nueva imagen promocional de Sax, que pasa a llamarse Sex

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sax es muy consciente de que el marketing online gana cada vez más peso e importancia en el mundo actual.

Ya no sólo vale con “estar” en Internet, sino que tienes que aparecer entre los primeros de tu sector. Por ese motivo ha decidido dar un sorprendente y polémico paso.


El alcalde de la localidad, el socialista Juanjo Herrero, ha anunciado que el municipio pasará a llamarse Sex con el objetivo de convertirse “en lo más buscado del mundo en Google“.

Esta leve modificación toponímica, a la que la Generalitat en primera instancia ya ha dado el visto bueno, es una acción inédita en España y que ya por sí sola, debido a sus claras connotaciones, va a poner el foco de atención mediática internacional sobre esta pequeña villa del Alto Vinalopó.

“El cambio de una sola letra nos va a convertir en el lugar más famoso del mundo. Así de simple”, relata orgulloso el primer edil.

El regidor confiesa que la idea llevaba tiempo en su cabeza pero optó por esperar a plantearla hasta su reciente acceso a la presidencia del Consistorio, en el ecuador de la legislatura, tal y como pactó tras las elecciones municipales con su socio de gobierno, Sax Importa, la marca local de Podemos, que se llamará Sex Importa.

Esta campaña promocional va a ser “absolutamente brutal”, señalan desde el Ayuntamiento, pues “todo aquel que teclee en Google la palabra ‘sex, la búsqueda más frecuente en el mundo, realizada a diario por millones de personas, se encontrará en primera posición con la página de la Wikipedia sobre nuestro municipio, y luego con resultados relacionados con noticias de aquí, nuestra web municipal, etc. Todo eso no está pagado ni con todo el oro del mundo”.


Además de situar en el mapa mundial con luz propia a esta población de apenas 10.000 habitantes, el cambio en la denominación le servirá como reclamo para la captación de eventos e inversiones.

Con Sex como nombre “querrán venir aquí a hacer congresos sobre sexualidad, festivales eróticos, presentaciones de productos relacionados con el mundo de la pareja, rodajes… Las posibilidades son enormes”, indica Justo Hernández, que está al frente de las concejalías de Economía y Hacienda, Recursos Humanos, Tecnología y Comunicación.

La placa del Camino de Santiago en Sax, ya modificada
La placa del Camino de Santiago ubicada en la plaza de la Constitución de Sax ya ha sido modificada. Foto original: Enrique Íñiguez Rodríguez .

También cambiaría, como es lógico, el gentilicio de sus habitantes, que pasarían de ser sajeños y sajeñas a llamarse de forma unificada sexys, “con lo que daremos un paso en la igualdad de género y al mismo tiempo aumentaremos la autoestima de nuestros ciudadanos”, apunta la edil de Urbanismo, Patrimonio y Turismo, Irene Jiménez Fabra.

Las reacciones de los sajeños (futuros sexys) en las redes sociales tras conocerse la noticia han sido mayoritariamente positivas y sólo la Iglesia y algunos colectivos religiosos han mostrado su rechazo a la propuesta.


“¿Os imagináis que una noticia que hable de nuestro párroco se refiera a él como el cura sexy? Por no hablar de los niños y niñas sexys, toda una llamada a los pedófilos y pederastas, sean estos sexys, perdón, sajeños o foráneos”, comentaba indignada una ciudadana en el muro de Facebook del alcalde.

El próximo pleno municipal, que se celebrará en septiembre, aprobará la propuesta si ningún edil del bipartito se echa atrás a última hora.

Este extremo es bastante improbable, habida cuenta de que la idea de Sax ha despertado el interés de otras poblaciones de la misma comarca que también barajan acciones similares.


Así, también variando una sola letra, la vecina localidad de Salinas estudia convertirse en Salidas, término que también registra un alto índice de búsquedas diarias en Google.

Un poco más forzada a priori, aunque en la órbita correcta por saber que las tendencias futuras de búsqueda online serán orales, es la alternativa que sopesa la también fronteriza Villena de convertirse en Vallaina, que fonéticamente suena muy parecido a “vagina” en inglés.