Saltar al contenido
Viscalacant

¡Exclusiva! Descubrimos por qué Portillo se deja un faldón de la camisa por fuera

27/10/2018
camisas por fuera de javier portillo

¿Por qué Portillo se deja siempre un faldón de la camisa por fuera del pantalón? Esta pregunta, que lleva mucho tiempo martilleando la cabeza de los aficionados herculanos, ya tiene respuesta.

Una larga y ardua investigación llevada a cabo por Viscalacant ha permitido descubrir que se trata de una táctica de distracción tan sorprendente como efectiva.



El director deportivo del Hércules se saca el faldón derecho de las camisas para que nadie se fije en que siempre lleva al aire el testículo izquierdo.

camisas por fuera de Javier Portillo

Un repaso por las fotografías de hemeroteca en las que sale Portillo prueba que, en efecto, mientras todo el mundo dirigía la mirada al asimétrico estilismo camisero del yerno de Enrique Ortiz, nadie reparaba en que lleva siempre un cojón asomando por la bragueta del pantalón.

camisas por fuera de Javier Portillo camisas por fuera de Javier Portillo camisas por fuera de Javier Portillo camisas por fuera de Javier Portillo

Una vez resuelto el misterio de las camisas, ahora toca conocer el motivo por el que el ex futbolista deja a la intemperie (y a la vista únicamente de los más detallistas) una parte de sus partes nobles.

¿Es quizá su manera de decir “este año subimos por mis cojones” o que “esta temporada que no sea por falta de pelotas“?

Este medio ha intentado conocer la versión del cojón, pero nos ha pedido amablemente que no molestemos a Portillo, que está muy ocupado.

camisas por fuera de Javier Portillo



(Actualización) Las reacciones al descubrimiento del misterio de Portillo no se han hecho esperar. La noticia está dando la vuelta a España y en las redes sociales no se habla de otra cosa. En Twitter es trending topic  #ElHuevodePortillo.

Los futbolistas del Hércules se han mostrado muy extrañados y se preguntan ahora si, en sus presentaciones como fichajes en el Rico Pérez, Portillo (también conocido como el Monchi de Aranjuez) se lavaba las manos después de vestirse.

“Será una manía más, como tantas hay entre la gente que nos dedicamos al fútbol”, ha indicado el entrenador Lluís Planagumà, quien por superstición se hizo hace tiempo en el tronco superior del cuerpo un tatuaje de un polo de color beige.