Saltar al contenido
Viscalacant

Vecinos de la calle San Francisco buscan al propietario de este cerebro

13/06/2017
Vecinos de la calle San Francisco buscan al propietario de este cerebro

Vecinos de la calle San Francisco, más conocida popularmente como la “Calle de las Setas”, nos han enviado estas imágenes con la esperanza de localizar al propietario de este cerebro humano, que se lo debió de dejar olvidado este pasado fin de semana por un desafortunado descuido.




Según nos indican estos cívicos residentes, extremadamente preocupados por lo mal que pueda estar pasándolo esa persona sin el órgano que mejor le define, no es la primera vez que se le cae en su portal.

Mierda en un portal de la calle San Francisco
Mierda en un portal de la calle San Francisco

Al no tratarse de la vía pública, sino de un portal, los servicios municipales de limpieza se limitan a fotografiar el órgano sin proceder a su retirada.

Se da la circunstancia, además, de que el citado portal se halla situado a escasos metros de las famosas setas y los columpios en los que juegan los niños.




Los vecinos, hartos del mal olor que generaba este cerebro en descomposición y ante el temor de que algún pequeño pudiera pisarlo y matarlo sin querer, tuvieron que hacer de tripas corazón y lo trasladaron al día siguiente con sus propias manos a un sitio más seguro y limpio, a la espera de que su dueño pase a por él.

No es el único caso ocurrido estos días en Alicante. Cuando aún faltan unos días para el inicio de las Hogueras, ya hay quienes han perdido parte de su sangre por las calles de la ciudad, como se puede ver en esta otra imagen:

Latas abandonadas en la avenida de General Marvá tras la mascletà
Latas abandonadas en la avenida de General Marvá tras la mascletà

No se descarta que el hombre que anda sin cerebro sea el mismo que haya perdido esa sangre, puesto que justo enfrente de ese expositor que se ve en la imagen se encuentra un contenedor de basura.

Sin embargo, era mucho más fácil dejarlas ahí en fila o amontonaditas en la base del árbol situado a escasos centímetros del contenedor, junto a colillas y otras porquerías:

Porquería en la base de los árboles
Porquería en la base de los árboles

Desde Viscalacant hacemos un llamamiento al civismo. Es la imagen de tu ciudad, del sitio donde vives y que vive, en gran parte, de la que gente que nos visita. No seamos guarros, por favor, demos buena imagen.

¡Felices Hogueras!