Saltar al contenido
Viscalacant

Kofi Annan se ofrece como mediador entre Ikea y el tripartito

19/04/2017
Koffi Annan se ofrece como mediador entre Ikea y el tripartito

El exsecretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan (o el actor Morgan Freeman haciendo de él si su agenda se lo impide) se ha ofrecido a mediar en el conflicto entre el tripartito e Ikea con el fin de que las frustradas negociaciones entre ambas partes lleguen a buen puerto y los alicantinos puedan contar de una vez por todas con la tienda de la multinacional sueca en la ciudad.

Este ofrecimiento del reconocido diplomático (en la imagen superior con una directiva altísima de Ikea -1.90 mide la bigarda- y unos representantes municipales) se produce después de que Ikea haya suspendido la reunión que tenía prevista hoy en Madrid al no ver que haya una opinión unificada en el seno del gobierno de Alicante.

La decisión la habría precipitado la “espantá” del alcalde Gabriel Echávarri, que ha rehusado acudir a la cita con el argumento de que no se trataba de una reunión “al más alto nivel”.

Por todos es sabido que el socialista solamente asiste a cumbres de alto postín. Por ejemplo, en calidad de edil de Fiestas no mueve un dedo sin la presencia de las dos Belleas, la adulta y la infantil.

Como responsable del área de Comercio no premia con su presencia ningún acto en el que no esté Jack El Troceador, perdón, el Destripador.

Y en cuanto a su partido, ni se molesta si las asambleas no las preside su amigo Pedro Sánchez. O Susana Díaz. O a quien le toque rendir pleitesía.




Los responsables de la multinacional sueca, en un gesto de gran voluntad por su parte, han accedido a celebrar la reunión con el tripartito en la montaña de Peñalara, el pico más alto de la Comunidad de Madrid, con 2.428 metros de altitud.

“Entendemos que en Alicante siempre están a nivel cero (del mar, decimos) y para sentirse importantes les gustan las cumbres, como la de los líderes del sur de Europa“, ha declarado el que hace las albóndigas del restaurante de Ikea. “Un mindundi cualquiera”, en opinión del excelentísimo señor alcalde de Alicante.

Fuentes mojadas aunque con poca agua de Viscalacant aseguran que el plantón de Echávarri es “una venganza pura y dura” en respuesta a aquella reunión en Alicante en la que los representantes del gigante nórdico se levantaron y se fueron tras constatar la presencia de cámaras en la sala.

En el caso de que el tripartito tampoco se ponga de acuerdo en aceptar a Kofi Annan como mediador, cosa bastante probable, se barajan los nombres de Steven Seagal, Paco García Aguado “el de Hermano Mayor”, la Supernanny o el encantador de perros César Millán.