Saltar al contenido
Viscalacant

Hallan en Torrevieja restos fósiles de una pareja de concursantes del “Un, dos, tres”

25/05/2017
Los inquilinos de un apartamento de Torrevieja hallan restos fósiles de una pareja de concursantes del "Un, dos, tres"

El departamento de Paleontología de la Universidad de Alicante ha confirmado hoy que los restos fósiles encontrados por los nuevos inquilinos de un apartamento de Torrevieja pertenecen a una pareja de concursantes del “Un, dos, tres”.

Los restos, que están siendo sometidos ahora a la prueba del carbono 14 para determinar su antigüedad, fueron hallados hace dos semanas por Dirk y Marlene, los nuevos inquilinos de un apartamento sin ascensor situado en la octava planta de un edificio de la calle Caballero de Rodas.




Esta pareja alemana de sexagenarios quiso acometer una pequeña reforma en el baño cuando observó unas extrañas y enormes protuberancias en una de las paredes.

En un principio pensaron que se trataba de algún tipo de desconchón gigante causado probablemente por la humedad, pero más tarde, en el fondo de un armario empotrado descubrieron unas inscripciones que, una vez las tradujeron con el Google Translator, decían algo así como “Si lo llegamos a saber nos plantamos, vaya mierda de apartamento”.

Al preguntar a varios vecinos, los más longevos les contaron que una leyenda local decía que en ese edificio habían residido algunos de los primeros habitantes de Torrevieja. En concreto, una pareja de amigos residentes en Pozuelo de Alarcón a los que les había tocado el apartamento en un concurso de televisión cuando solo existía una cadena.




Dirk y Marlene, de natural muy escépticos, no se creyeron nada de esas supercherías y decidieron poner el caso en manos de la Universidad de Alicante para que, con criterios científicos, revelara el verdadero origen de los restos fósiles y de la enigmática inscripción.

Tras la labor del departamento de Paleontología y una vez descubierto lo que son esos restos, ahora es el área de Criminología la que tratará de desvelar cómo llegaron esos concursantes a fosilizarse.

“Más allá de la edad que tuvieran en el momento de fosilización, la teoría más plausible es que se derritieran en verano, ya que el apartamento en sus primeros tiempos carecía de instalación de aire acondicionado y recordemos que no tiene ascensor. Y aquí cuando pega el lorenzo, pega bien”, señaló el decano de la Facultad de Criminología.

El paso del tiempo junto al yeso de la pared habrían hecho el resto.

Las primeras pesquisas apuntan a que los concursantes podrían ser los de la imagen que encabeza este artículo.