Saltar al contenido
Viscalacant

Franco ofrece la portavocía del PSOE de Alicante a un transeúnte de Pintor Gisbert

23/04/2018
La portavocía del PSOE de Alicante vuelve a cambiar

La portavocía del PSOE de Alicante cambia de nuevo. Ángel “Exterminador” Franco ha vuelto a hacer de las suyas.

El muñidor del socialismo alicantino desde antes de que se destetara Zapatero se ha cepillado (figuradamente, por supuesto) a la hasta ahora portavoz del grupo municipal, Eva Montesinos, quien no gana últimamente para disgustos.

Está la pobre para llamar a una ambulancia… Y es que el hombre que más ha hecho por el PP en los últimos años llegó a ofrecer la portavocía del PSOE de Alicante a una persona que paseaba por la calle Pintor Gisbert.

Como quiera que esta persona no buscaba líos y declinó la propuesta, Franco pasó al plan B: ofrecérselo al último en llegar, en este caso Miguel Castelló, hasta la fecha asesor de Fiestas y desde el pasado jueves concejal en sustitución de… eh, cómo se llamaba, ah, sí, Gabriel Echávarri.

Así es el PSOE de Alicante: un día estás aquí, otro día estás allá. Como la vida misma.

Todo esto sólo unas horas después de que el líder del PSPV Ximo Puig insuflara ánimos a los suyos en Alicante en un escenario que únicamente compartió con Montesinos, de quien dijo antes del Belmontazo que “podía ser una gran alcaldesa”.

Eva Montesinos, una víctima más del franquismo, una dictadura que en Alicante sigue vigente y que no deja de amontonar cadáveres políticos con el paso de los años.

Mientras tanto, Puig mira hacia otro lado y sigue sin ponerle el cascabel al gato, no vaya a ser que Franco mueva sus hilos y se le caiga a él también el pelo. Ups.

Fuentes de Viscalacant han podido saber que un grupo de rebeldes antifranquistas, compuesto por dos personas y una sin convencer del todo, planean recaudar fondos para embarcar al tótem del socialismo alicantino en un viaje del Imserso con destino al Valle de los Caídos, con la esperanza de ver si no vuelve.

Por otro lado, cabe preguntarse por la opinión actual del ex alcalde Gabriel Echávarri, quien en su despedida se deshizo en elogios hacia su mentor Ángel Franco.

El mismo que ahora ha defenestrado a su amiga y entonces número 2, la persona a la que el ex DJ situó como alcaldable hasta que una niña despechada de nombre Nerelsa decidió poner, con un plato frío bien servido, la cruz a la lápida del enésimo fracaso de la izquierda en Alicante.

Ángel Franco, el ventrílocuo, estrena nueva marioneta. ¿Cuánto durará? Hasta que él quiera. El PSOE de Alicante o el Día de la Marmota.