Saltar al contenido
Viscalacant

Un edil de Benidorm difunde como real una de nuestras noticias de humor

29/08/2017
Jesús Carrobles Blanco, concejal de Benidorm, manipula o se deja manipular

Vayamos por partes, que hay mucha tela que cortar. Lo primero de todo: Viscalacant lleva ya funcionando (soltando paridas y bromas) desde mayo de 2016 en Facebook y desde marzo de este año en esta web.

Son meses y meses de publicaciones diarias que, por fortuna, han ido acompañadas de buena audiencia. En otras palabras, gusta lo que hacemos.



Sin ir más lejos, el pasado junio nuestra web registraba 183.789 usuarios y 254.402 páginas vistas. Este mes de agosto, que suele ser malo para casi todo en Internet, cuando aún faltan un par de días para acabarlo ya hemos superado esa marca.

Eso quiere decir que llegamos a mucho público. Nos conoce bastante gente que suele disfrutar de nuestro humor, aun cuando tengamos días más afortunados que otros, como es lógico.

Lo que no ha cambiado desde el primer día, y eso sí es algo preocupante, es que tengamos que ir explicando a numerosos lectores que lo que hacemos es humor. Ficción. Mentira.

Vale que nuestra fórmula implica redactar las noticias con apariencia de verosimilitud, como si fueran de un medio de comunicación serio. Eso, al menos, es lo que intentamos.

No obstante, siempre trufamos los textos de barbaridades o chistes que deberían de hacer saltar la voz de alarma al más crédulo.

Es decir, nadie en su sano juicio debería leer nuestros artículos y creérselos sin más. Pues ocurre. Sucede a diario. Esto significa que un gran número de gente es fácil de engañar. Se lo traga todo.



Casos ha habido muchos ya. Incluso de presuntos medios de comunicación que se han hecho eco o plagiado nuestros artículos como si fueran noticias reales.

¿Por qué? Nuestra teoría es que NO LEEN más allá del titular. Y si resulta que sí leen, el problema es que NO SABEN LEER. Y si resulta que sí saben leer y aun así dan por buenas noticias de coña, tienen un serio problema de sentido común y comprensión lectora.

El ejemplo más reciente lo tuvimos ayer mismo. Publicamos que la Generalitat Valenciana estudiaba modificar la fiesta de los Moros y Cristianos para “no violentar” al pueblo musulmán. Éramos plenamente conscientes de que más de uno iba a dar por real la historia.



Un periodista nos acusaba ayer en Twitter de “irresponsables” y de no tener “ni un gramo de ética”. Pero lo hacía no tanto por difundir lo que él llamaba “pseudonoticia“, sino por presuntamente “atacar nuestras tradiciones“. He ahí una muestra del nivel.

Lo de siempre, me río hasta que me toca lo mío. Estamos acostumbrados y podemos vivir con ello. Es imposible hacer humor a diario sin ofender a alguien. Las pieles a menudo son tan finas como la capacidad crítica.

Podéis ver los comentarios de esa noticia, tanto en web como en redes. No los ponemos aquí porque dan vergüenza.

Hasta la propia Mónica Oltra, coprotagonista de nuestra coña, tuvo que avisar en Twitter a un listo que quería banderillearla de que Viscalacant es una web de humor y que, como reza nuestro lema, “el primer paso es reírse”.

Mónica Oltra le da un elegante "zasca" a un tuitero que dio por cierta nuestra noticia de humor
Mónica Oltra le da un elegante “zasca” a un tuitero que dio por cierta nuestra noticia de humor

Cuando a uno le llega una noticia o un rumor, sea por boca del vecino o, sobre todo, a través de las redes sociales, lo que debe hacer es comprobar su veracidad, su origen, su procedencia.

Si cualquiera al que le llega una noticia de Viscalacant y la asume como cierta se molestara en ver el resto de noticias que hay en la portada, o en un alarde de esfuerzo tratara de saber cuál es esta web y a qué se dedica, saldría rápidamente del error.

Se ahorraría que le sonrojáramos en público, como con buena intención, créannos, hacemos siempre que avisamos a los indignados lectores que ponen a parir a los protagonistas de nuestras invenciones.

“Oiga, que esto es un artículo de humor” lo habremos escrito hasta la saciedad. Quienes nos siguen lo saben. Pues aun después de eso siguen llegando a la misma noticia, sea en esta web o en las publicaciones en Facebook y Twitter, comentarios con insultos de lectores ignorantes hacia los sujetos que aparecen en nuestras bromas.

So riesgo de parecer pedantes o creídos, hemos tomado esto como una tarea educativa. Confiamos en que toda persona a la que hayamos dejado un poco en ridículo públicamente por “informarse” en un medio de humor no volverá a cometer ese fallo.

Con eso habrá valido la pena. No obstante, hay personas y personas. Y errores y errores. Porque se puede llegar a entender que tropiece en una piedra así gente con poca formación académica, o individuos a los que el odio o la visceralidad contra algo o alguien les nubla el juicio.

Lo que no es comprensible es que sea un político. Y sí, público nuestro, HA OCURRIDO. Jesús Carrobles Blanco, concejal de Fiestas (PP) del Ayuntamiento de Benidorm, tildaba en su Facebook de “increíble” la para él “noticia” de Viscalacant, con el consiguiente eco entre sus fieles seguidores:

Concejal del PP de Benidorm se traga como cierta una broma de Viscalacant
Concejal del PP de Benidorm se traga como cierta una broma de Viscalacant

El lema de Carrobles en elecciones apelaba al sentido común. Se nota que lo tiene. Si gente así es la que nos gobierna, apañados vamos. Porque o manipula a sabiendas de que algo es falso con la intención de erosionar a sus rivales políticos o es exageradamente fácil de ser manipulado él . No sabemos qué es peor.

Puede que elimine su publicación cuando lea esto o el comentario de una persona que ya le avisa de que somos una web de humor. De lo que no estamos tan seguros es de que vaya a pedir disculpas o rectifique ante sus seguidores. Y si lo hace, ¿se abstendrá de matar al mensajero?

Un usuario avisa a Carrobles de que somos una web de humor
Un usuario avisa a Carrobles de que somos una web de humor

Como muestra de lo lejos que puede llegar una coña, hasta en el programa de Julia Otero en Onda Cero llegaron a comentar el tema, incluso hablando de que Ximo Puig quería “prohibir” la fiesta de los Moros y Cristianos (a partir del minuto 3:14:58, poco antes del final):

Amigos, hasta la próxima entrega de cómo un artículo falso circuló como cierto.

(ACTUALIZACIÓN. No nos resistimos a poner algunos ejemplos más que hemos encontrado de cómo no sólo se propaga como cierta nuestra broma, sino que además hay quienes añaden de cosecha propia cosas que ni hemos puesto. Lo del alcohol no se nos había ocurrido. Aunque, claro, viendo dónde trabaja el elemento…

Un miembro de España 2000 se viene arriba e inventa sobre nuestras coñas
Un miembro de España 2000 se viene arriba e inventa sobre nuestras coñas

Algunas webs reproducen la noticia entera encabezándola con el comentario “Increíble pero cierto”. Se  han molestado mucho en verificarlo, claro:

Difundir noticias falsas

Por no hablar de las que retitulan a su antojo, copiando íntegramente el artículo sin citar la procedencia, ni por supuesto mirarla siquiera:

forovigilantes retitula artículos a su antojo

Y sesudos blogueros que van de analistas políticos en su blog y que para darse más publicidad duplican sus artículos en espacios que les ceden los medios de comunicación, como es el caso de Jorge Cremades en el Información. Ojo crítico se llama. Pues menos mal que lo tiene, que si no…

Un bloguero analiza como cierta nuestra broma

 

Si te gustó este artículo, probablemente te interese este otro:

De cómo nuestras coñas acaban convertidas en noticias