Saltar al contenido
Viscalacant

El piloto de la avioneta antilluvia de Alicante pide perdón: «Me dormí»

21/08/2019
avioneta antilluvia alicante

El piloto de la avioneta antilluvia de Alicante ha emitido este mediodía un comunicado de disculpa por la tormenta que ha azotado la provincia en las últimas horas.

«No me sonó el despertador del móvil, o si me sonó no lo oí; lo siento mucho, no volverá a ocurrir», explica este hombre que, por cuestiones de seguridad, prefiere mantener su nombre en el anonimato.

[themoneytizer id=»11918-28″]

El Señor Rompenubes, alias con el que firma la nota que ha remitido a los medios de comunicación, asegura que tenía la aeronave lista «con un depósito lleno de yoduro de cloro, dióxido de plomo y diatomita para disipar los nubarrones», pero «al dormirme y despertarme más tarde de lo previsto» no pudo «hacer ya nada» para frenar las intensas lluvias caídas anoche en la provincia.

«Pido perdón con el corazón en la mano a todos los turistas a los que haya podido fastidiar el baño en la playa o en la piscina en pleno mes de agosto», prosigue la carta del piloto, que espera «no ser despedido por este fallo humano».

Los agricultores de la provincia de Alicante, tan aquejada de la falta de agua, han contratado detectives privados para tratar de desvelar la identidad del Señor Rompenubes y, sobre todo, saber para quién trabaja.

Sus sospechas recaen sobre tres sectores: las compañías de seguros, las empresas de energía fotovoltaica y la industria turística. Cualquiera de ellos se beneficia de la ausencia de precipitaciones.

Los primeros porque se evitan el pago de indemnizaciones por los destrozos causados por las fuertes tormentas; los segundos porque necesitan al sol «trabajando» al máximo rendimiento el mayor número de días al año y los terceros porque el mal tiempo supone siempre pérdidas para ellos.

El precedente de la piloto que provocó por error una gota fría en Alicante

Aunque mucha gente sigue creyendo que la existencia de la denominada «siembra de nubes» como método para manipular el tiempo es una leyenda, lo cierto es que hace un par de años una joven piloto confesó públicamente ante las cámaras haber sido contratada para «fumigar» el cielo con un cóctel de compuestos químicos.

Sin embargo, la chica no acertó con la mezcla de las sustancias y el resultado fue la gota fría de marzo de 2017. Aquí la tenemos el día después explicando lo sucedido: