Saltar al contenido
Viscalacant

Echávarri ficha a los hermanos Calatrava para diseñar el puente del Puerto

25/04/2017
Echávarri ficha a los hermanos Calatrava para diseñar el puente del Puerto

¿Sufres una crisis de gobierno? ¿Te encuentras ante un marrón institucional? ¿Estás metido en un lío político? ¿Tienes a tus asesores al borde del ataque de nervios? No te preocupes, no hay nada que no resuelva un buen golpe de efecto.

Y eso es lo que ha hecho hoy el alcalde de Montecristo, perdón, de Alicante, Gabriel Echávarri, quien para distraer la atención mediática y de la opinión pública sobre su asunto del ‘cuñadicidio’ ha dado un nuevo salto mortal en su proyecto estrella de ampliación de la Explanada.

Como es sabido, el regidor cambió la idea inicial de un túnel submarino que uniera las zonas de Levante y Poniente del Puerto por un puente como conexión.

Pues bien, fuentes de acero inoxidable de Viscalacant han podido saber en exclusiva mundial que Echávarri ha fichado nada más y nada menos que a los prestigiosos hermanos Calatrava para diseñar el citado puente.




“Estoy muy orgulloso de poder anunciar la contratación (sin trocear) de un trío inigualable, los hermanos Calatrava, Manolo, Paco y Santiago, reconocidos mundialmente, con una gran experiencia y numerosos galardones a sus espaldas”, explicó el socialista a este medio tras confirmar la noticia.

“No tiene nada que ver que mi gobierno sea un tripartito y que ellos sean tres, es mera casualidad, jeje”, bromeó el primer edil.

Echávarri explicó que “conocedores de la situación económica que atraviesa este ayuntamiento, los Calatrava han ideado un plan que ahorrará a Alicante 30 millones de euros“.

“Ya sin más dilación, os presento el proyecto. Se trata de trasladar el Puente Rojo al Puerto. Qué, cómo habéis quedado, ¿eh? Son unos genios, ¿verdad?”, dijo con orgullo el alcalde, que aprovechó para mostrar el boceto que los Calatrava le han presentado:

Echávarri propone trasladar el Puente Rojo al Puerto

Echávarri, por último, avanzó la posibilidad de proponer que en el terreno que quedaría libre en la actual ubicación del Puente Rojo se instale Ikea, una iniciativa que tendría que consultar antes con sus socios de gobierno. O no, como viene haciendo con casi todo.