Saltar al contenido
Viscalacant

La exposición de Las Mallas, más visitada que la de Los Mayas

28/05/2017

La exposición “Mayas. El enigma de las ciudades perdidas” recién inaugurada en el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) no es, sorprendentemente y contra todo pronóstico, la más visitada de la ciudad.

La muestra que le ha arrebatado ese honor, con más de 600.000 visitantes en sus dos primeros días de apertura, se titula “Mallas. El enigma de las dignidades perdidas”, puede visitarse en el Museo Erótico de Alicante (MEA) y reúne alrededor de 200 piezas únicas e irrepetibles.




La exposición, distribuida en varios apartados, permite en su “Sala 1” hacer un recorrido por la historia de las mallas, una prenda universal que ha marcado, nunca mejor dicho, un antes y un después en el mundo de la moda.

En esta sala se puede ver la evolución de las mallas desde sus modelos femeninos más primitivos hasta hoy en día, convertidas en unisex y realizadas en materiales tan ligeros, confortables y aerodinámicos que son ya un “must” para la práctica de casi cualquier deporte.

Historia de las mallas

 

La “Sala 2”, quizá la de mayor reclamo popular, presenta algunas mallas originales utilizadas por personajes famosos, la gran mayoría de ellas sin lavar para preservar toda su esencia histórica.



Entre las piezas de esta sala podemos encontrar, por ejemplo, los leggins que llevó Olivia Newton John en la famosa escena de “Grease” y que dejaron a John Travolta con la boca tan abierta que si lo hiciera hoy se le saltarían las costuras (las de la cara del actor, decimos):

Leggins de Olivia Newton John en Grease

También se pueden ver unas mallas clásicas que dejaron huella en España, las de Eva Nasarre. (Nota del MEA: “Por el tiempo transcurrido y el uso dado, se recomienda a los visitantes no acercarse demasiado a esta pieza. Gracias por su colaboración”)

Mallas de Eva Nasarre

Sin duda, una de las auténticas joyas de la exposición son unas de las míticas y personalísimas mallas del recordado David Bowie:

Mallas de Bowie

Alaska, icono de la Movida madrileña y señora mayor que hace hoy música electrónica, también ha donado un par de mallas a la muestra. Unas suyas y otras de su marido, Mario Vaquerizo.

Mallas de Alaska

Las mallas de una joven Leticia Sabater, de la época del programa “Con mucha marcha”, cuando aún no había sido abducida del todo por los alienígenas, son otras de las piezas destacadas:

Mallas de Leticia Sabater




La “Sala 3” recoge las mallas usadas por conocidos políticos nacionales, con un pequeño apartado para lo local.

En estas vitrinas se pueden contemplar las mallas que usan para hacer running varios de nuestros políticos: desde Mariano Rajoy (las que sudó en Alicante -ver la imagen inferior-) hasta José Luis Rodríguez Zapatero (si miras sus mallas más de 10 segundos te conviertes en gótico), pasando por Pedro Sánchez.

Susana Díaz ha rechazado la petición de ceder alguna de sus mallas con la excusa de que no usa, pues ella es más de (querer) llevar los pantalones.

Foto: La Verdad

Del ámbito alicantino están siendo muy celebradas las mallas con las que la ex alcaldesa de Alicante Sonia Castedo iba al gimnasio. Se presentan con unas chanclas a juego, recuperadas de un yate de un amigo donde las dejó olvidadas.

Mallas de Sonia Castedo

Foto: Información

Una de las enormes sorpresas de la muestra son las mallas que usaron para disputar una carrera de 20 metros lisos cuesta abajo el ex alcalde de Alicante Luis Díaz Alperi y el ex presidente de la Diputación Julio de España en sus años más redondos.

Son visitables por el interior. En la imagen, los trabajos de montaje de ambas piezas:

Mallas de Alperi y Julio de España




La Sala 4 muestra curiosidades y espantos varios. Forman parte de este último apartado todas las mallas de superhéroes (aquí repite Pedro Sánchez) y las conocidas mallas de pata de camello o, como se dice aquí en la terreta, chumineras, usadas en algún momento por alguna que otra popular munícipe de Alicante.

Mallas chumineras

Vienen a ser las que envasan al vacío los genitales, también usadas por hombres, recibiendo el nombre en este caso de mallas piquetonianas, en honor al central del FC Barcelona, o mallas de repartidor, por lo de “dónde le dejo este paquete”:

Mallas de hombre

Luego están los casos de las mallas de la gente de “no tienes familia/amigos/espejos” o “te sobra personalidad y algo más”:

Mallas horrendas

Mallas horrendas de mujer

La muestra del MEA permanecerá abierta durante 6 meses y hasta hoy domingo se puede disfrutar de manera gratuita con motivo de su jornada de puertas abiertas.