Saltar al contenido
Viscalacant

Le tatúan en la espalda la cara de Rajoy durante una borrachera

06/06/2018
tatuaje de Rajoy

Un joven de Cartagena ha denunciado a sus amigos después de que le tatuaran en la espalda sin su consentimiento una cara del ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy, y les pide que le sufraguen el tratamiento láser para su eliminación, así como una indemnización de 6.000 euros por daños morales.

Los hechos sucedieron durante el último fin de semana del pasado mes de mayo, cuando la víctima se desplazó hasta Alicante con un grupo de ocho amigos para celebrar su despedida de soltero.

Los participantes en la celebración habían acordado previamente realizarse todos un tatuaje, en concreto el mismo que unos días antes supieron que se habían hecho cinco de los actores protagonistas de la saga cinematográfica de Los Vengadores.

Se da la circunstancia de que uno de los miembros del grupo es tatuador profesional y trabaja en un estudio de Alicante, por lo que el novio, de 28 años, y el resto de los amigos, fans todos ellos de los superhéroes de Marvel, decidieron que durante su estancia en la ciudad les hiciera ese tattoo en la espalda, concretamente en la zona del omóplato izquierdo.

Tatuaje de Los Vengadores
El tatuaje de Los Vengadores que se hicieron los amigos del novio

La jornada del sábado, día previsto para la sesión de tatuajes, comenzó para ellos con el tardeo en la plaza del Mercado Central, como es habitual en estos casos.

Las cervezas de la mañana, sumadas al vino de la comida, dieron paso a los cubatas de sobremesa y acabaron con los integrantes de la despedida de soltero “bastante perjudicados, a excepción del que iba a tatuar al resto, quien no bebió para poder llevar a cabo el trabajo”, según relata el abogado del novio.

En estado de ebriedad y entrada ya la noche accedieron al estudio con las llaves del amigo que allí trabajaba y que ha sido despedido tras conocerse la noticia.

El novio pidió ser el último para poder seguir bebiendo mientras el resto se tatuaba. Cuando llegó su turno “estaba tan borracho que dormía la mona en un sofá del estudio“, explica el letrado.

Fue en ese momento cuando, según la versión del denunciante, sus amigos debieron optar por variar el plan inicial y gastarle al novio la broma de mal gusto.

Así, el dibujo de los Vengadores fue sustituido por un rostro de Mariano Rajoy en actitud de sorpresa, un tatuaje de 10,5 x 8 centímetros de tamaño.

El amigo tatuador accedió al cambio de planes previo pacto del resto exonerándole de toda responsabilidad, lo que no ha evitado que la víctima le incluya en la demanda judicial en calidad de autor material.

El abogado ha destacado que fue una “absoluta irresponsabilidad” por su parte tatuar a gente ebria, dado que en tal estado “se es más propenso a sangrar” durante el proceso de tatuaje.

La víctima, cuya futura esposa es para más inri afiliada de Podemos, según ha informado el letrado, ha comenzado ya las sesiones de láser para deshacerse del tatuaje de Rajoy en su piel.