Refundación del pacto de gobierno de Alicante: ¿Truco o trato?

A estas alturas ya sabréis que Compromís le ha dado un balón de oxígeno con cuenta atrás al alcalde Gabriel Echávarri al sellar con el PSPV-PSOE una refundación del pacto de gobierno de Alicante. Sabréis también que a Guanyar le dieron ambos calabazas, muy propias de estas terroríficas fechas.

Estaréis al tanto, igualmente, de que el pasado jueves la ciudad vivió uno de los plenos más bochornosos que se recuerdan, con peleas entre supuestos socios de gobierno y reprobación al alcalde incluida. Y mira que el listón estaba alto.



Fue quizá un espectáculo de miedo anticipo de Halloween, donde los muertos reviven y los vivos se ponen caretas para tratar de asustar. Como el edil socialista Carlos Giménez, desde ahora alias “The Punisher”.

El equipo de gobierno es en sí mismo a día de hoy -si no desde su nacimiento- una paradoja: ni es equipo, ni gobierna.

Por eso da risa ver a los socialistas y a los nacionalistas de Compromís enfundarse el traje de estadistas y tratar de vender a la ciudadanía la burra de la refundación del pacto de gobierno de Alicante.

La negociación bilateral a espaldas de la tercera pata de la mesa (aunque coja desde el momento de su confección) unida a los puntos del documento de la citada refundación del pacto de gobierno de Alicante, que ya se encargarán de incumplir si la situación judicial de Echávarri empeora (al tiempo), nos lleva obligatoriamente a la pregunta más popular de la celebración pagana yanqui que hemos adoptado aquí como propia: ¿Truco o trato?



Gabriel Echávarri: “No quiero ser el alcalde de la locura que es el tripartito”

Viscalacant ha ofrecido hoy en el programa “El Corsario Digital” que emite la radio de la Universidad de Alicante una entrevista “pirata” con Gabriel Echávarri que podéis escuchar aquí:

 

Aunque se trata, como es obvio, de un montaje humorístico, llaman poderosamente la atención algunos de los cortes de voz del alcalde, que sí son reales.

Por ejemplo, que en 2015, días antes de las elecciones municipales que le llevarían a la Alcaldía junto con Compromís y Guanyar, Gabriel Echávarri decía textualmente lo siguiente:

“Cuando me preguntan con quién vas a pactar, yo  digo: ¿Por qué tengo que pactar? Yo no voy a buscar, a toda costa, una mayoría artificial. No, porque además tampoco quiero ser el alcalde de una locura que es un tripartito, un cuatripartito… con cada uno remando para un lado. Además, lo que ocurre cuando tienes un socio de gobierno que no es pequeño es que el socio de gobierno al año empieza a hacer oposición. Y es esquizofrenia pura democrática estar en el equipo de gobierno y hacer oposición a la vez. Al final eso creo que son mayorías artificiales que la gente no las ha votado y no las quiere”.

Para mear y no echar gota, ¿verdad? Nuestro alcalde tenía bien claro desde un principio lo que ocurriría si pactaba con otros partidos a los que apenas unía el objetivo de echar al PP del poder.

Esto, con muchas otras perlas más, dedicadas sobre todo a Guanyar, podéis escucharlo en el programa “El Despertar d’Or” de 12 TV emitido en mayo de 2015.

La pregunta entonces es: ¿Prefirió tras las elecciones comerse sus palabras, hipotecar toda una legislatura de una ciudad tan necesitada de buenos gestores y ofrecer el espectáculo que llevan dando dos años y pico, solamente para poder ser alcalde pese a sus pobres resultados?

Pues sí, a la historia de la ciudad va a pasar. De eso que no tenga la más mínima duda.

 

(Este artículo ha sido visto 1 veces hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *