Editorial: Luis Barcala, Twitter y la basura de la oposición

Vamos a hablar en este artículo “serio” de Luis Barcala, sí, pero es necesario un prólogo.

El nivel de los políticos que nos gobiernan queda demostrado a diario con sus acciones, omisiones, palabras y silencios.

Después de dos años de gobierno del tripartito en Alicante, lo más visible y significativo de su mandato son sus conflictos internos.

Y no porque nadie se haya encargado de airearlos. Ellos mismos se afanan en hacerlo. La hemeroteca habla por sí sola. Y, aunque en clave de sátira, en esta web también queda todo reflejado.



No obstante, el problema para la ciudad es todavía mayor si enfrente tienen a una oposición cuyos argumentos se reducen al “dejémosles que se maten entre ellos” y, en un tremendo ejercicio intelectual, al tan manido “y tú más”.

Eso y el Twitter. Ay, el Twitter.

El Partido Popular, Ciudadanos (este último recordemos siempre que apoyó la investidura de Echávarri) y los versos sueltos de los tránsfugas han debido de creerse que las redes sociales lo son todo, políticamente hablando.

Y no es así. El uso político de las redes, en los mundos de Yupi, habría de ser el de servir de cauce de comunicación y diálogo con las personas, con las que a uno le votaron y también con las que no.

Pero, lejos de eso, lo que se lleva es el postureo, la competición por el zasca más sonoro y, lo más triste, la labor de oposición tuitera de sofá.

Un ejemplo de ello lo tenemos estos días, con motivo de la huelga de limpieza que tiene buena parte de la ciudad llena de bolsas de basura amontonadas.



Si el trabajo de los miembros de la oposición se reduce a tuitear, como quien come pipas, fotos de los montones de desperdicios, aparte de que repiten lo que hacen los medios de comunicación y lo que ya vemos todos, ¿qué aporta? 

Se supone que la oposición, además de fiscalizar la labor del equipo de gobierno, debería plantear soluciones y alternativas de forma constructiva a los problemas de la ciudad.

Ahora mismo tenemos uno. No es nuevo, por desgracia. Viene heredado de los anteriores gobiernos, en este caso del PP, por lo que la sensibilidad de Luis Barcala y sus compañeros debería ser máxima por saberse responsables, al menos en parte, de lo que ocurre.

Ya se sabe eso de que de aquellos polvos, estos lodos.

Pues bien, mirad qué ocurre cuando a los humoristas nos da por ponernos serios:

Cruce de mensajes en Twitter entre Viscalacant y Luis Barcala

Cruce de mensajes en Twitter entre Luis Barcala y Viscalacant

El vídeo del último tuit, para los que no tengáis cuenta en esa red social, lo ponemos al final de este artículo.

Pero la conclusión es que tenemos un líder del principal partido de la oposición en Alicante que “olvida” de dónde vienen algunos problemas.

Que cuando se le recuerda el origen, echa mano del “hacemos ahora lo que hacían ellos antes” (una versión del clásico “y tú más”) y, para rematar, asimila eso a lo que es hacer oposición, que es lo que les “toca”.

Que cuando, tras ese mensaje, se le pregunta por alguna propuesta o idea para ayudar a solucionar el problema, más allá de tuitear fotos de basura (se queja del impacto para la imagen de la ciudad al tiempo que no para de difundir la mierda) o de haberle pedido a Echávarri un “gabinete de crisis” (en 2014 la huelga duró siete días y los populares, gobernando, no lo convocaron), tras ese mensaje, decíamos, se calla.

Hay silencios que hablan por sí solos.



Y no es que el hombre se hubiera desconectado del Twitter. No, porque minutos después de ese tuit nuestro, Luis Barcala le daba a “Me gusta” al vídeo que, con el fin de poner una nota de humor, habíamos publicado en el mismo hilo.

En resumen: tenemos un gobierno que se hace oposición a sí mismo, y una oposición que en los asuntos de importancia se limita a echar sal a la herida, en espera de que la erosión de sus rivales le devuelva al poder.

Es para reírse, ¿verdad? Pues para eso estamos aquí, venga. Visca Alacant!

 

PD: No hemos querido ser tan cabrones, pero estamos seguros de que si tuiteamos estos días una foto de la huelga de basuras de 2014 como si fuera actual, más de uno de la oposición la habría retuiteado.

¿O lo hemos hecho y ha pasado?

(Este artículo ha sido visto 1 veces hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *