Saltar al contenido
Viscalacant

Echávarri retomará su carrera de DJ cuando deje de ser alcalde

29/09/2017
Echávarri dimisión: volverá a pinchar música si es forzado a renunciar a la Alcaldía

Con la música a otra parte. El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, retomará su carrera como disc-jockey cuando deje la vara de mando del Ayuntamiento, algo que podría tener lugar en breve y en forma de dimisión, como lo sugiere el hecho de que varios pubs de la ciudad hayan recibido en las últimas horas el currículum de DJ Gabi con una foto de él en cabina en sus años mozos (la imagen que encabeza este artículo).

Compromís per Alacant se ha dado cuenta, por fin, de que moviendo un poco el cuello pasas de estar de perfil a dar la cara, y ha anunciado que romperá el tripartito que “gobierna” el Ayuntamiento si el socialista no dimite tras haber sido imputado hoy por el presunto fraccionamiento de contratos de Comercio.



Este órdago de los nacionalistas, que fueron suaves en las conclusiones de la comisión de investigación y ahora han sorprendido siendo más contundentes incluso que Guanyar, formación que también ha pedido la dimisión del primer edil y de los dos asesores implicados en el caso, deja a Echávarri con menos salidas que un profesor interino sin el mitjà en Marzà‘s Country.

La hemeroteca, por enésima vez, pone contra las cuerdas al primer edil, quien en el pasado fue beligerante como pocos en la exigencia a otros de una ética política que ahora no se quiere aplicar a sí mismo estando en idénticas circunstancias. “Por la boca muere el pez” adquiere en este caso todo su sentido.

Así las cosas, el antaño virtuoso pinchadiscos deberá elegir entre abandonar la Alcaldía para garantizar la continuidad del llamado “gobierno progresista del cambio” o provocar la ruptura del pacto a año y medio para las próximas elecciones municipales, abriendo un escenario inédito y lleno de incertidumbre.

Sobre el papel y haciendo cálculos, cabrían varias opciones habida cuenta de la presencia de dos tránsfugas en las bancadas del salón de plenos.

No es por sacar pecho o barriga, pero Viscalacant ya adelantó hace meses el crucial papel que los no adscritos tendrían en el devenir político de la ciudad durante esta legislatura.



El círculo más cercano de Echávarri siempre ha dicho que una de sus obsesiones era pasar a la historia de Alicante por algún logro como alcalde que fuera digno de recuerdo. La ampliación de la Explanada, la peatonalización de Maisonnave y la avenida de la Constitución, o el bosque urbano tras la EUIPO ¿son/eran/iban a ser? sus proyectos estrella.

Sin embargo, pocas horas después del pleno en el que parecía que Echávarri y Bellido habían acordado “sacrificar” a Pavón por su criticada gestión en Urbanismo, la citación judicial del socialista para declarar como investigado le sitúa a solo un paso de ser el artífice del fracaso del primer gobierno de izquierdas en Alicante tras 20 años de hegemonía del PP.

Un broche a su trayectoria como gobernante que no casa en absoluto con su idea de formar parte del olimpo de los dioses de la terreta. Precisamente la argumentación de Echávarri para no contemplar la dimisión ha sido que “si lo hiciera, Barcala sería alcalde en 15 días”.

Cuando deje la política, DJ Gabi aspira a convertirse en el David Guetta del tardeo alicantino porque ahora le da un poco de palo volver a trabajar como abogado en un bufete que ofrecía desahucios rápidos.