Los safaris de la provincia extreman su seguridad ante la visita a Alicante de Don Juan Carlos

Los safaris, zoológicos y parques naturales de la provincia han reforzado este fin de semana sus medidas de seguridad con motivo de la visita a Alicante del Rey emérito Juan Carlos I para presenciar mañana domingo en el Puerto la salida de la Volvo Ocean Race.

Terra Natura, Safari Aitana y Río Safari de Elche han contratado personal extra para vigilar sus respectivos perímetros con el objetivo de garantizar la protección de sus animales ante la posibilidad de alguna escapada cinegética del Borbón una vez hayan zarpado los barcos de la Vuelva al Mundo a Vela.



Estos parques, tras intentar en vano enseñar a los animales a permanecer camuflados en un lodazal haciéndose los muertos (imagen superior), barajaban a última hora del viernes la colocación de lonas antibalas, sobre todo en las zonas donde habitan los elefantes, dada la afición del monarca jubilado por matar animales grandes y lentos, ideales para su gran puntería (que se lo pregunten a su hermano).

Pero esa no sería la única “caza” de la que podría disfrutar el padre de Felipe VI en la ciudad, en caso de no venir a Alicante acompañado de alguna de sus entrañables amigas (cursilería de eufemismo con el que aún muchos medios en España se refieren a sus supuestas amantes).

Los pisos francos de la zona del Mercado Central abrirán este domingo en atención a otra de las pasiones de Don Juan Carlos, quien pese a faltarle bien poco para ser octogenario, parece tener aún la escopeta bien cargada.



Recordemos que un prestigioso periodista del diario londinense The Times le calificó este verano como un “adicto al sexo que tuvo 5.000 amantes”.

Colectivos animalistas, feministas y tunas republicanas de toda España están tratando de organizar a través de las redes sociales un escrache contra Don Juan Carlos a su llegada al Race Village, pero temen ser considerados independentistas.

La visita a Alicante del Rey emérito, en un momento histórico

El hecho que los concejales de Guanyar Alacant hayan renunciado a asistir a cualquier acto de la Volvo Ocean Race, por considerar un dispendio la inversión pública de 22 millones de euros en la regata, imposibilita la impagable foto de la edil Marisol Moreno saludando al hombre al que llamó “hijo de puta”, entre otras lindezas por las que fue condenada por la Audiencia Nacional.

La visita a Alicante del Rey emérito, no obstante, no está falta de alicientes al producirse en un escenario de gran crispación nacional y también local, ante la amenaza secesionista en Cataluña y la vergonzosa crisis de gobierno que se vive en el Ayuntamiento de Alicante.

Además, dentro de unos 18 años previsiblemente alguna madre alicantina solicitará una prueba de ADN para reclamarle la paternidad de su hijo a él o a Julio Iglesias.

(Este artículo ha sido visto 1 veces hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *